EL REPARTO DEL PODER

Los vencedores se repartieron el poder: a Poseidón le correspondió el dominio del mar, a Hades las profundidades infernales y a Zeus, los dominios del cielo y dios supremo

Tras la muerte de la nodriza de Zeus, la cabra Amaltea, fue convertida en agradecimiento en la constelación de Capricornio y con su piel forjó la égida, su coraza protectora que siempre le acompañará.

 Obra musical presentada en el XX Festival Internacional de Primavera “música de resistencia” (2011),  organizado por la Universidad de Salamanca y el Taller de música contemporánea del Conservatorio Superior de Música de Salamanca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s