EL DILUVIO UNIVERSAL.

  Zeus, harto del mal comportamiento de los hombres, decidió enviarles otro castigo: una lluvia incesante durante nueve días y nueve noches. Todo quedó sumergido y la vida desapareció de la Tierra.

 Pero el dios, tuvo la consideración de dejar la pareja humana más justa y buena para que la Tierra tuviese la oportunidad de repoblarse: Deucalón, hijo de Prometeo, y su esposa Pirra, hija de Epimeteo y Pandora.

 Sobrevivieron en un arca con provisiones y se instalaron en el monte Parnaso que sobresalía de las aguas.

 No sabían que hacer y decidieron consultar el oráculo que les concedió un deseo. Ellos solicitaron compañía. La sentencia del oráculo fue:

 –Lanzad a vuestras espaldas los huesos de vuestra madre.

 Comprendieron que la madre era la Tierra y sus huesos las piedras. De las piedras que lanzaba Deucalión surgieron hombres y de las que lanzaba Pirra, las mujeres.

 Ellos además, engendraron cinco hijos. El mayor llamado Helén, dio su nombre a los Helenos (los griegos). De sus hijos,  que se instalaron en distintos lugares del país,   descendieron los distintos pueblos: Doro, dio lugar a los dorios; Eolo, a los eolios; Juto tuvo dos hijos llamados Aqueo e Ión, que dieron lugar a los Jónico-aqueos.

 En todo el mundo han existido cientos de mitos sobre el diluvio. Dejo un documental: Arqueología prohibida, El diluvio universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s