EL MITO DE PERSEO EN LA PINTURA (I)

Comenzaremos con la ayuda que recibió Perseo para poder vencer a Medusa por parte de los dioses.

perseo ayudado por Hermes  Atenea

Sir Edward Burne-Jones. The Arming of Perseus. 1877, Southampton Art Gallery, UK

Hermes le entrega las sandalias aladas. Hades le ofrece su casco de invisibilidad y Atenea su escudo. En este cuadro son las ninfas las que arman a Perseo, en lugar del escudo vemos que le ofrecen un zurrón para poder luego guardar la cabeza de Medusa.

Perseo armado por Hermes y Atenea. Bordono. París (1545-1555)

Perseo armado por Hermes y Atenea. Bordono. París (1545-1555)

En este otro cuadro, Hermes y Atenea, ayudan a Perseo a armarse. Aunque el primero es el casco lo que le está colocando y Atenea le aprovisiona a su espalda. Es un cuadro que tiene mucho movimiento y nos prepara para la importante acción que tiene que llevar a cabo Perseo.

 

 

 

 

Perseo, fue al encuentro de las Grayas que compartían un ojo y un diente, que Perseo consigue arrebatarlos para poder presionarlas y que les den información sobre Medusa.

Grayas. Pablo J Porras

Grayas. Pablo J Porras

GrayasGrayas y ojo

Anuncios

PROMETEO

Prometeo, hijo del titán Océano y de Clímene, había sido el dios artesano al que los otros dioses habían encargado modelar al hombre.

Prometeo crea al hombre ante Atenea. Sarcófago romano. París, Museo de Louvre.

Prometeo crea al hombre ante Atenea. Sarcófago romano. París, Museo de Louvre.

Prometeo trayendo el fuego. Jan Cossiers (1600-1671). Madrid, Museo del Prado

Prometeo trayendo el fuego. Jan Cossiers (1600-1671). Madrid, Museo del Prado

Lo había formado con sus manos, con tierra y agua. Le habían obligado a despojar progresivamente a su obra de rasgos nobles y a cubrirla de defectos, y no veía con agrado la degradación.Ocultándoselo a Zeus fue proporcionando a su creación de todos los beneficios que pudo para compensar su inferioridad y les enseñó a todo lo que les ayudaría a tener una mejor vida: construir viviendas, cultivar la tierra, surcar los mares, utilizar los metales; además de las artes y las ciencias.Los hombres, cada vez más enojados con los dioses, habían dejado de rendirles culto, por lo que Zeus les privó del fuego.

Aprovechando una noche en que los Inmortales estaban entretenidos, Prometeo robó el fuego de la fragua de Vulcano y lo devolvió a los humanos. 

Zeus reaccionó inmediatamente condenando a Prometeo a permanecer encadenado en el monte Cáucaso. Todos los días un águila devoraba su hígado que por la noche se regeneraba. Prometeo soportaba el dolor del castigo con dignidad, pensando en que algún día acabaría. Años después Prometeo advirtió a Zeus de que corria un grave peligro. Zeus permitió que Heracles lo liberara a condición de que se lo revelase.  Prometeó le advirtió de que si Zeus se unía a la nereida Tetis, de la que estaba enamorado, le daría un hijo destinado a destronarlo. Advertido de ello, no se unió y siguió gobernando.

El águila comiendo el hígado de Prometeo. Anfora tirrena

El águila comiendo el hígado de Prometeo. Anfora tirrena

Pero mientras Prometeo había estado encadenado, el dios supremo había estado urdiendo un castigo para los mortales. Se le ocurrió dar vida a otro ser humano, que fuera necesario pero que también complicara la existencia. Concibió a la mujer.        Para terminar el post de hoy os recomiendo una visita al blog de un compañero donde obtendréis más información sobre la tragedia de Prometeo encadenado de Esquilo: http://clasicosgrecolatinos.wordpress.com/021-prometeo/

LOS DIOSES GRIEGOS. TEOGONÍA

Os dejo un estupendo documental que resume todo lo visto hasta ahora. Espero que os guste

GIGANTOMAQUIA Y TIFONOMAQUIA

Posteriormente Zeus se tuvo que enfrentar a la rebelión de los gigantes y de Tifeo (Tifón).

Cuando Zeus derrota a los titanes, de la unión de Gea con el Tártaro nace Tifeo (Tifón). Es una criatura de cien cabezas de serpiente que lanza fuego por los ojos. Apolodoro completa el episódio y nos cuenta que tras la lucha con Zeus, este lo lanzó al Etna. Las erupciones de este volcán se deben al fuego de Tifeo, los rayos lanzados por Zeus y la fragua de Hefesto (Vulcano).

 

Trailer de juego de PC que desarrolla la Tifonomaquia

"Batalla de los gigantes" detalle del altar de Pérgamo con Atenea y el gigante Alcinoo, primera mitad del S.II a.C. Berlín, Pergamonmuseum.

 El episodio de la Gigantomaquia no aparece en la Teogonía de Hesíodo, pero lo vemos reflejado en la Metamorfosis de Ovidio. Los gigantes son enormes criaturas con serpientes en lugar de cabellos y cuerpo de dragón. Sólo se les puede matar  con la colaboración de un dios y un mortal,  por lo que interviene Heracles (Hércules) para derrotarlos.