EL MITO DE PERSEO EN LA PINTURA (II)

Perseo con la información de las Grayas consigue encontrar a Medusa. La  decapita sin mirarla, a través del reflejo de ella, en el escudo.

Perseo decapitando a medusa. Francesco Maffei (1600-1660)

Perseo decapitando a medusa. Francesco Maffei (1600-1660)

Esta sería una versión pictórica actual del mito.

Una versión en pintura moderna.

Perseo y medusa, decapitación. Oleo sobre lino 146 x 114 cm. Rivas 2010

300px-Pompejanischer_Maler_des_1._Jahrhunderts_001

Perseo muestra triunfante su trofeo en este fresco de Pompeya

Cabeza de medusa. Peter Paul Rubens 1618
Cabeza de medusa. Peter Paul Rubens 1618

 

HÉROES. PERSEO.

Dado que de la relación de Zeus, por medio de la lluvia dorada, con Dánae nació Perseo he pensado en hacer una pausa en los amores de Zeus y continuar con el mito de Perseo.

Dánae era hija de Acrisio, rey de Agos. El rey había sido advertido por el oráculo de Delfos de que un hijo de Dánae lo mataría. Ese fue el motivo por el que su hija fue encerrada y así no tener ninguna relación. Pero para Zeus todo es posible y logró que se quedara embarazada transformándose en una lluvia de oro que la fecundó. De esa relación nació Perseo. Acrisio descubrió la existencia del niño pasados unos años y decidió lanzar al mar a madre e hijo introducidos en un cofre. Un pescador, Dictis, los salvó y junto con su esposa los acogieron en su hogar en la isla de Sérifo.

Polidectes, rey de la isla, se enamoró de Dánae. Perseo ya no era un niño y se oponía a aquella relación.  Polidectes para librarse de Perseo urdió un plan. Fingió que se iba a casar con la princesa Hipodamía y pidió que como regalo de bodas le trajera la cabeza de Medusa, la única de las hermanas gorgonas que era mortal.

Medusa había sido muy bella. Era sacerdotisa del templo de Atenea y por tanto debía mantenerse virgen. Poseidón se enamoró de ella y la violó en el templo de Atenea. La diosa, al conocer la profanación de su templo, la transformo en un ser horrible: su cabello fue transformado por serpientes, en su dentadura asomaban dos adilados colmillos de jabalí, las manos se hicieron de bronce y dos alas de oro; por último, su mirada tenía la capacidad de petrificar a todo aquel que la mirara.

La misión para Perseo suponía una muerte segura, pero contaba con el apoyo de Hermes, Hades y Atenea. El primero le entregó sus sandalias aladas y una espada. Hades le prestó el casco de la invisibilidad y Atenea su escudo, en cuya superficie se podía ver uno reflejado. Atenea le aconsejó que para comenzar la búsqueda primero hayara a las Grayas, hermanas de las Gorgonas, que vivían en el confín del mundo y le podrían informar del paradero de Medusa.

Las Grayas son seres que desde el nacimiento presentaban el aspecto de ancianas. Compartían un ojo y un diente con el que devoraban los incautos que atrapaban. Perseo espera el momento exacto en el que el ojo paso de una mano a otra, ya que es el momento de máxima vulnerabilidad. Perseo consigue el ojo y el diente que no les devolverá a menos que le digan donde se encuentra Medusa.

De este modo Perseo llegó hasta Medusa y logró decapitarla al verla reflejada en el escudo sin la necesidad de mirarla. De la sangre que brotaba del cuello cortado nación un hemoso caballo alado, Pegaso y el gigante Criasor “el hombre de la espada de Oro”.

A lomos de Pegaso, Perseo emprendió el regreso. (Continuará)

Os dejo un pequeño video como en otras ocasiones para poder seguir mejor la historia:

LOS DIOSES DEL OLIMPO. ZEUS/JÚPITER Y HERA/JUNO

Zeus, el hijo menor de Cronos y Rea, tras destronar a su padre y sostener terribles luchas por mantenerse en el trono, ostentó el poder supremo del universo.

Se casó con su hermana Hera con la que tuvo tres hijos: Ares/Marte, dios de la guerra, Hebe, diosa de la juventud, e Ilitia, diosa de los partos.

Zeus, era el rey de los dioses y dios supremo de los hombres. Dios del cielo y los fenómenos atmosféricos. Sus símbolos son el cetro, el rayo y el águila.

LOS AMORES DE ZEUS

A Zeus le gustaban mucho las mujeres y se metamorfoseaba con el fin de conseguirlas. Así se metamorfoseó en toro para seducir a Europa, princesa fenicia, a la que raptó mientras jugaba con su amigas en la playa de Tiro.

Júpiter, en figura de toro, ofreció su lomo a la muchacha tiria y llevó falsos cuernos en la frente. Ella sujetaba con la derecha la crin del toro y con la izquierda su capa, y el propio miedo le prestaba un extraño atractivo. El viento le abombaba el regazo, el viento agitaba su cabellera rubia(… Muchas veces encogió sobre el agua sus pies de niña y temió el contacto del agua que salpicaba; muchas veces el dios prudente agachó hasta el agua su lomo para que ella pudiese agarrarse más fuertemente a su cuello. Al arribar a la playa se puso de pie Júpiter sin ninguna clase de cuernos, transformándose de toro en dios. El toro pasó al cielo; a ti, muchacha sidonia, te dejó embarazada Júpiter y la tercera parte de la tierra lleva tu nombre.

Ovidio, Fastos, V, 605 y ss

A Dánae la sedujo en forma de lluvia de oro.

A Acrisio, que había consultado un oráculo sobre el nacimiento de hijos varones, le respondió el dios que de su hija nacería un niño que le daría muerte a él. Temiendo esto Acrisio preparó bajo tierra una habitación blindada y puso vigilancia a Dánae… Zeus transformándose en lluvia de oro, se derramó a través del techo llegando hasta el seno de Dánae. Cuando más tarde Acrisio se enteró de que ella había dado a luz a Perseo, no creyó que hubiese sido seducida por Zeus y metiendo a su hija junto con el niño en una cesta los arrojó al mar.

Apolodoro,Biblioteca Mitológica,II, IV,1

Para ganarse a Leda se metamorfoseó en un cisne.

Para obtener a Alcmena, se presentó en su casa bajo la forma de su marido Anfitrión mientras éste estaba en la guerra. Alcmena creyó que era su marido y se acostó con él. Zeus disfrutó tanto que suprimió un día y unió dos noches para prolongar su placer. De aquella unión nació Heracles.

Gamínedes, un hermoso joven troyano también cayó en us garras. Zeus lo raptó con un águila y lo situó en el cielo como copero de los dioses.

 

DEUCALION, PIRRA Y EL DILUVIO UNIVERSAL EN LA MÚSICA.

Primero una canción griega sobre el mito, aunque subtitulada en inglés.

Fuente:http://enelcaminoaitaca.blogspot.com.es/2012/01/deucalion-y-pirra-apolodoro.html

Ahora, algo más moderno con alusiones al diluvio universal: “Hijo del diluvio en versión de Joe Vasconcellos y Fractal”

Por último, Saint Seiya traducido por “Los Caballeros del zodiaco” es un manga con referencias a la mitología. “Deucalion’s big floods” forma parte de su banda sonora, aquí está interpretado por el grupo Kanan.

DEUCALIÓN Y PIRRA EN LA PINTURA.

Deucalión y PIrra. Rubens. 1636-1637. Museo del Prado.

Deucalión y Pirra lanzan piedras de las que surgen hombres y mujeres.

La decoración de la Torre de la Parada, en cuyo proyecto también participaron otros autores como Velázquez, fue el mayor encargo que Rubens recibió de Felipe IV. A partir de 1636 se enviaron desde Amberes a Madrid más de sesenta obras para esta casa de recreo situada en los montes del Pardo. La mayor parte de las escenas narraban las pasiones de los dioses, según fueron descritas en las Metamorfosis del poeta romano Ovidio y otras fuentes clásicas. Para llevar a cabo un proyecto tan amplio, Rubens realizó pequeños bocetos sobre tabla, donde capta la esencia moral de las historias y las actitudes de los personajes. Estos bocetos sirvieron de base para la elaboración de los lienzos definitivos. Fuente:http://mismuseos.net/comunidad/museos/recurso/Deucalion-y-Pirra/b93af4bc-e9eb-49a9-b591-c21f08a97d92

 

“Deucalión y Pirra”, D. Beccafumi, ca.1520. Museo Horne de Florencia

“Deucalión y Pirra”, G. B. Castiglione, 1655

EL DILUVIO UNIVERSAL.

  Zeus, harto del mal comportamiento de los hombres, decidió enviarles otro castigo: una lluvia incesante durante nueve días y nueve noches. Todo quedó sumergido y la vida desapareció de la Tierra.

 Pero el dios, tuvo la consideración de dejar la pareja humana más justa y buena para que la Tierra tuviese la oportunidad de repoblarse: Deucalón, hijo de Prometeo, y su esposa Pirra, hija de Epimeteo y Pandora.

 Sobrevivieron en un arca con provisiones y se instalaron en el monte Parnaso que sobresalía de las aguas.

 No sabían que hacer y decidieron consultar el oráculo que les concedió un deseo. Ellos solicitaron compañía. La sentencia del oráculo fue:

 –Lanzad a vuestras espaldas los huesos de vuestra madre.

 Comprendieron que la madre era la Tierra y sus huesos las piedras. De las piedras que lanzaba Deucalión surgieron hombres y de las que lanzaba Pirra, las mujeres.

 Ellos además, engendraron cinco hijos. El mayor llamado Helén, dio su nombre a los Helenos (los griegos). De sus hijos,  que se instalaron en distintos lugares del país,   descendieron los distintos pueblos: Doro, dio lugar a los dorios; Eolo, a los eolios; Juto tuvo dos hijos llamados Aqueo e Ión, que dieron lugar a los Jónico-aqueos.

 En todo el mundo han existido cientos de mitos sobre el diluvio. Dejo un documental: Arqueología prohibida, El diluvio universal.