EL REPARTO DEL PODER

Los vencedores se repartieron el poder: a Poseidón le correspondió el dominio del mar, a Hades las profundidades infernales y a Zeus, los dominios del cielo y dios supremo

Tras la muerte de la nodriza de Zeus, la cabra Amaltea, fue convertida en agradecimiento en la constelación de Capricornio y con su piel forjó la égida, su coraza protectora que siempre le acompañará.

 Obra musical presentada en el XX Festival Internacional de Primavera “música de resistencia” (2011),  organizado por la Universidad de Salamanca y el Taller de música contemporánea del Conservatorio Superior de Música de Salamanca.

Anuncios

LA INFANCIA DE ZEUS

Infancia de Zeus, 1648. Claes Berchem.

   Cibeles cuida a escondidas a su hijo Zeus. Cuadro con fuertes contrastes luminosos. Contrasta la claridad de la piel de la diosa con los tonos oscuros del resto del cuadro.

    Cuando Zeus era niño, en un ataque de ira arrancó el cuerno de la cabra Amaltea que lo cuidaba produciéndole un agudísimo dolor. Cuando Zeus creció y recordó el accidente, le concedió al cuerno el don de la abundancia. Desde entonces, el cuerno está lleno de los bienes que se puedan desear. Recibe el nombre de “la cornucopia” o “el cuerno de la abundancia”.

   Cuando Amaltea murió fue convertida en la constelación de Capricornio y con la piel, Zeus se hizo su égida.