EL MITO DE PERSEO EN LA PINTURA (I)

Comenzaremos con la ayuda que recibió Perseo para poder vencer a Medusa por parte de los dioses.

perseo ayudado por Hermes  Atenea

Sir Edward Burne-Jones. The Arming of Perseus. 1877, Southampton Art Gallery, UK

Hermes le entrega las sandalias aladas. Hades le ofrece su casco de invisibilidad y Atenea su escudo. En este cuadro son las ninfas las que arman a Perseo, en lugar del escudo vemos que le ofrecen un zurrón para poder luego guardar la cabeza de Medusa.

Perseo armado por Hermes y Atenea. Bordono. París (1545-1555)

Perseo armado por Hermes y Atenea. Bordono. París (1545-1555)

En este otro cuadro, Hermes y Atenea, ayudan a Perseo a armarse. Aunque el primero es el casco lo que le está colocando y Atenea le aprovisiona a su espalda. Es un cuadro que tiene mucho movimiento y nos prepara para la importante acción que tiene que llevar a cabo Perseo.

 

 

 

 

Perseo, fue al encuentro de las Grayas que compartían un ojo y un diente, que Perseo consigue arrebatarlos para poder presionarlas y que les den información sobre Medusa.

Grayas. Pablo J Porras

Grayas. Pablo J Porras

GrayasGrayas y ojo

Anuncios

LOS DIOSES GRIEGOS. TEOGONÍA

Os dejo un estupendo documental que resume todo lo visto hasta ahora. Espero que os guste

EL REPARTO DEL PODER

Los vencedores se repartieron el poder: a Poseidón le correspondió el dominio del mar, a Hades las profundidades infernales y a Zeus, los dominios del cielo y dios supremo

Tras la muerte de la nodriza de Zeus, la cabra Amaltea, fue convertida en agradecimiento en la constelación de Capricornio y con su piel forjó la égida, su coraza protectora que siempre le acompañará.

 Obra musical presentada en el XX Festival Internacional de Primavera “música de resistencia” (2011),  organizado por la Universidad de Salamanca y el Taller de música contemporánea del Conservatorio Superior de Música de Salamanca.

LA TITANOMAQUIA

La estatua de Zeus olímpico. 1954. Dalí. Oleo sobre lienzo. Propiedad particular

La estatua de Zeus olímpico. 1954. Dalí. Oleo sobre lienzo. Propiedad particular

    Cuando Zeus llegó a la edad adulta decidió vengarse con la ayuda de la titánide Metis.  Esta le entregó un bebedizo nauseabundo con el que Zeus consiguió que Cronos vomitara, primero, la piedra y después a sus hermanos.   Los hermanos de Zeus, tras volver a la vida, le ayudaron a luchar contra Cronos y sus hermanos, los Titanes. Después de diez años de guerra, Gea les vaticinó la victoria si liberaban a los Cíclopes y Hecatónquiros, que todavía aguardaban prisioneros en el Tártaro.   Zeus, dando muerte a Campe que los vigilaba en el Tártaro, desató sus ligaduras. Entonces, los Cíclopes dieron a Zeus, en agradecimiento, el trueno, el relámpago y el rayo; a Plutón el yelmo (invisible) y a Poseidón el tridente.    

"La caida de los Titanes". 1636-1637. P.P. Rubens

"La caida de los Titanes". 1636-1637. P.P. Rubens

    

   Armados así, vencieron a los Titanes y tras encerrarlos en el Tártaro pusieron como guardianes a los Hecatónquiros.

A su jefe, Atlas, le dieron un castigo especial: sostener el mundo sobre sus hombros.

COSMOS

   Antes de seguir con la Teogonía me ha parecido interesante poneos un documental de Carl Sagan, un famoso divulgador americano, con el que viajaremos al inicio del universo y recordaremos los nombres griegos de estrellas y planetas. El documental termina con una reconstrucción virtual de la Biblioteca de Alejandría.

   Carl Sagan. En la orilla del océano cósmico. Turner Entertainment.

 

   Además de en el séptimo arte, en este caso con cine documental, también encontramos el cosmos y su naturaleza mítica en la música. Gustav Holst, fue un compositor inglés que en su obra “Los Planetas” nombró a cada uno de sus movimientos con el nombre del planeta y su principal característica en la esfera mitológica: Marte, el mensajero de la guerra; Venus, la mensajera de la paz; Mercurio, el mensajero alado; Saturno, el mensajero de la vejez;Urano,  el mago; Neptuno, el místico.

   Gustav Holst, Los Planetas, 1914


TEOGONÍA. CRONOS Y REA

   Tras la castración, Cronos sucedió a su padre en el trono, pero mantuvo encerrados en el Tártaro a sus hermanos los Cíclopes y Cienbrazos. Se unió a su hermana, ta titánide Rea o Cibeles que dio a luz a la segunda generación de dioses: Hestia o Vesta, Deméter o Ceres, Hera o Juno, Hades o Plutón, Posidón o Neptuno.

Saturno devorando a su hijo. (1636) Peter Paul Rubens

     Cronos sabía por Gea y el estrellado Urano que, por fuerte que fuera, le estaba destinado sucumbir a manos de alguno de sus propios hijos. Así que a estos se los fue tragando el poderoso Cronos tan pronto como desde el vientre de su madre llegaban a la vida.

Saturno devorando a un hijo (1819-1823). Goya

   

 
 
 
 
COMENTARIO DEL CUADRO
   El cuadro corresponde al conjunto de “pinturas negras” que Goya pintó en las paredes de su casa. Son pinturas realizadas con óleo sobre pared, (técnica no apropiada), y se deterioraron. Posteriormente Salvador Martínez Cubells los restauró en lienzo. Deben su nombre al colorido a base de negros, pardos y ocres.
   En esta época era ya anciano y había estado muy enfermo, había vivido los desastres de una guerra y vivía muy solo.
   El cuadro representa el tiempo y la fatalidad que todo lo devoran.