EL MITO DE PERSEO EN LA PINTURA (II)

Perseo con la información de las Grayas consigue encontrar a Medusa. La  decapita sin mirarla, a través del reflejo de ella, en el escudo.

Perseo decapitando a medusa. Francesco Maffei (1600-1660)

Perseo decapitando a medusa. Francesco Maffei (1600-1660)

Esta sería una versión pictórica actual del mito.

Una versión en pintura moderna.

Perseo y medusa, decapitación. Oleo sobre lino 146 x 114 cm. Rivas 2010

300px-Pompejanischer_Maler_des_1._Jahrhunderts_001

Perseo muestra triunfante su trofeo en este fresco de Pompeya

Cabeza de medusa. Peter Paul Rubens 1618
Cabeza de medusa. Peter Paul Rubens 1618

 

Anuncios

DEUCALIÓN Y PIRRA EN LA PINTURA.

Deucalión y PIrra. Rubens. 1636-1637. Museo del Prado.

Deucalión y Pirra lanzan piedras de las que surgen hombres y mujeres.

La decoración de la Torre de la Parada, en cuyo proyecto también participaron otros autores como Velázquez, fue el mayor encargo que Rubens recibió de Felipe IV. A partir de 1636 se enviaron desde Amberes a Madrid más de sesenta obras para esta casa de recreo situada en los montes del Pardo. La mayor parte de las escenas narraban las pasiones de los dioses, según fueron descritas en las Metamorfosis del poeta romano Ovidio y otras fuentes clásicas. Para llevar a cabo un proyecto tan amplio, Rubens realizó pequeños bocetos sobre tabla, donde capta la esencia moral de las historias y las actitudes de los personajes. Estos bocetos sirvieron de base para la elaboración de los lienzos definitivos. Fuente:http://mismuseos.net/comunidad/museos/recurso/Deucalion-y-Pirra/b93af4bc-e9eb-49a9-b591-c21f08a97d92

 

“Deucalión y Pirra”, D. Beccafumi, ca.1520. Museo Horne de Florencia

“Deucalión y Pirra”, G. B. Castiglione, 1655

LA TITANOMAQUIA

La estatua de Zeus olímpico. 1954. Dalí. Oleo sobre lienzo. Propiedad particular

La estatua de Zeus olímpico. 1954. Dalí. Oleo sobre lienzo. Propiedad particular

    Cuando Zeus llegó a la edad adulta decidió vengarse con la ayuda de la titánide Metis.  Esta le entregó un bebedizo nauseabundo con el que Zeus consiguió que Cronos vomitara, primero, la piedra y después a sus hermanos.   Los hermanos de Zeus, tras volver a la vida, le ayudaron a luchar contra Cronos y sus hermanos, los Titanes. Después de diez años de guerra, Gea les vaticinó la victoria si liberaban a los Cíclopes y Hecatónquiros, que todavía aguardaban prisioneros en el Tártaro.   Zeus, dando muerte a Campe que los vigilaba en el Tártaro, desató sus ligaduras. Entonces, los Cíclopes dieron a Zeus, en agradecimiento, el trueno, el relámpago y el rayo; a Plutón el yelmo (invisible) y a Poseidón el tridente.    

"La caida de los Titanes". 1636-1637. P.P. Rubens

"La caida de los Titanes". 1636-1637. P.P. Rubens

    

   Armados así, vencieron a los Titanes y tras encerrarlos en el Tártaro pusieron como guardianes a los Hecatónquiros.

A su jefe, Atlas, le dieron un castigo especial: sostener el mundo sobre sus hombros.

TEOGONÍA. CRONOS Y REA

   Tras la castración, Cronos sucedió a su padre en el trono, pero mantuvo encerrados en el Tártaro a sus hermanos los Cíclopes y Cienbrazos. Se unió a su hermana, ta titánide Rea o Cibeles que dio a luz a la segunda generación de dioses: Hestia o Vesta, Deméter o Ceres, Hera o Juno, Hades o Plutón, Posidón o Neptuno.

Saturno devorando a su hijo. (1636) Peter Paul Rubens

     Cronos sabía por Gea y el estrellado Urano que, por fuerte que fuera, le estaba destinado sucumbir a manos de alguno de sus propios hijos. Así que a estos se los fue tragando el poderoso Cronos tan pronto como desde el vientre de su madre llegaban a la vida.

Saturno devorando a un hijo (1819-1823). Goya

   

 
 
 
 
COMENTARIO DEL CUADRO
   El cuadro corresponde al conjunto de “pinturas negras” que Goya pintó en las paredes de su casa. Son pinturas realizadas con óleo sobre pared, (técnica no apropiada), y se deterioraron. Posteriormente Salvador Martínez Cubells los restauró en lienzo. Deben su nombre al colorido a base de negros, pardos y ocres.
   En esta época era ya anciano y había estado muy enfermo, había vivido los desastres de una guerra y vivía muy solo.
   El cuadro representa el tiempo y la fatalidad que todo lo devoran.